Home

Algunas empresas que nos han elegido

Privacy Officer y Privacy Consultant
Esquema CDP según ISO/IEC 17024:2012
European Privacy Auditor
Esquema de certificación ISDP©10003 según ISO/IEC 17065:2012
Auditor
Según la norma UNI 11697:2017
Lead Auditor ISO/IEC 27001:2022
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
Delegado de Protección de Datos
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
Anti-Bribery Lead Auditor Expert
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
ICT Security Manager
Según la norma UNI 11506:2017
IT Service Management (ITSM)
Según la Fundación ITIL
Ethical Hacker (CEH)
Según EC-Council
Network Defender (CND)
Según EC-Council
Computer Hacking Forensics Investigator (CHFI)
Según EC-Council
Penetration Testing Professional (CPENT)
Según EC-Council

Cualificaciones profesionales

¡Manténgase al día de la actualidad mundial!

Seleccionar los temas que le interesan:

News

Inicio / News
/
Acceso a la documentación completa: no es cuestión de privacy. heredero contra el tercer beneficiario.

Acceso a la documentación completa: no es cuestión de privacy. heredero contra el tercer beneficiario.

El Señor G descubre que la Señora D.D., de la cual era heredero, firmó un seguro de vida, versando una suma de 76.500,00 euros, suma superior al valor total de los bienes caídos en sucesión, nombrando como beneficiario un tercer sujeto, el cual recaudó el premio. El solicitó la compañía de seguros L.S.V. una copia del contrato completo de seguros así como las sucesivas declaraciones de designación de los beneficiarios. El material solicitado llegaba oscurecido en secciones sobre los datos del tercer beneficiario. 

Requerido el Tribunal de Marsala y obtenido el decreto ingiuntivo para la entrega de la documentación completa, se encargaba la oposición de la compañía de seguros y se instauraba la causa de mérito. 

La decisión – las dos tesis contrapuestas pueden ser resumidas así. 

La sociedad de seguros argumentaba que el tercer beneficiario adquiriera un derecho propio de acuerdo con los artículos 1920, co 3, c.c., cuya reivindicación no debería incluirse en la herencia; además, según la ley de protección de la vida privada, sólo se permitiría el acceso a los documentos a quienes tuvieran un interés propio, exclusivamente en relación con los datos personales relativos a las personas fallecidas y no a otros terceros.

En el mandamiento judicial, por otra parte, se afirmaba que la cuestión no se refería al derecho de acceso a los documentos en el sentido del artículo 15 del GDPR, sino que se trataba, a todos los efectos, de una acción contractual en el sentido del párrafo 2 del artículo 1888 del Código Civil, respecto de la cual la parte del mandamiento judicial se limitaba a incumplir el contrato.

El comentario – la sentencia del Tribunal de Marsala se refiere a un problema común. 

El heredero y el tercer beneficiario tienen intereses contrapuestos. Uno tiene la necesidad de conocer el nombre del otro para actuar en reducción. El otro, después de haber logrado el premio desea permanecer desconocido de manera de no ser llamado a juicio.

Entre los dos intereses está el trabajo de la compañía de seguros. De hecho es la compañía de seguros que recibe las instancias del heredero y tiene que encontrarlas. 

¿En hacer esto, él tendrá que oscurecer los datos del beneficiario o no?

Deja antes esto (el heredero y el acceso a los datos de terceros sobre los seguros de vida: ¿es un problema de privacy?) en criticar otra pronunciación de mérito, he indicado cuánto es importante no confundir el ámbito de operatividad del GDPR y el relativo derecho de acceso a los datos cuando en realidad los instrumentos de protección son otros. 

No se pretende que en el contraste entre heredero y tercero beneficiario, la compañía de seguros no tenga que preocuparse por el correcto tratamiento de los datos. ¡Al contrario! Se está afirmando, reiterando lo ya indicado anteriormente, que es completamente inapropiado tratar de proteger los derechos del heredero refiriéndose a los instrumentos de protección de que dispone la «parte interesada» (artículo 15 y siguientes del GDPR).

El heredero, en cuanto sucesor universal del difunto, tiene la posibilidad de proteger los propios derechos (y, también, recibir copia del contrato de seguros) invocando los derechos fundados sobre el título negocial. Aplicando, las relativas legislaciones (artículo 1888, 1375 y 1175 del Código Civil), el heredero tiene en su patrimonio jurídico el derecho de tener una copia del contrato de seguros sin que las referencias del tercer beneficiario sean oscuras. 

De otra parte, no obstante esto, el heredero presenta instancia de acceso a los datos con arreglo al artículo 15 del GDPR, la compañía de seguros tendrá que rendir los datos de interesado y no del tercer beneficiario. 

Aplicando estos conceptos, el Tribunal de Marsala, en la persona de la Dra. Francesca Bellafiore, al distinguir claramente las dos áreas, la contractual y la de la privacidad, estableció que el heredero no había ejercido el derecho de acceso en virtud del artículo 15 del GDPR sino el derecho a la entrega del contrato en virtud, entre otros, del artículo 1888, párrafo 2 del Código Civil, según el cual «el asegurador estará obligado a expedir, a petición y a costa del titular de la póliza, duplicados o copias de la póliza» … «el derecho del asegurado/contratista sin límite de los datos del tercero beneficiario».

FUENTE: FEDERPRIVACY

Recomendados para ti

Búsqueda avanzada