Home

Algunas empresas que nos han elegido

Privacy Officer y Privacy Consultant
Esquema CDP según ISO/IEC 17024:2012
European Privacy Auditor
Esquema de certificación ISDP©10003 según ISO/IEC 17065:2012
Auditor
Según la norma UNI 11697:2017
Lead Auditor ISO/IEC 27001:2022
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
Delegado de Protección de Datos
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
Anti-Bribery Lead Auditor Expert
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
ICT Security Manager
Según la norma UNI 11506:2017
IT Service Management (ITSM)
Según la Fundación ITIL
Ethical Hacker (CEH)
Según EC-Council
Network Defender (CND)
Según EC-Council
Computer Hacking Forensics Investigator (CHFI)
Según EC-Council
Penetration Testing Professional (CPENT)
Según EC-Council

Cualificaciones profesionales

¡Manténgase al día de la actualidad mundial!

Seleccionar los temas que le interesan:

News

Inicio / News
/
No demuestra el consentimiento privacy del interesado la casilla deja preseleccionada en el contrato para la recogida del documento de identidad, Tribunal de Justicia Europeo.

No demuestra el consentimiento privacy del interesado la casilla deja preseleccionada en el contrato para la recogida del documento de identidad, Tribunal de Justicia Europeo.

Un contrato de suministro de servicios de telecomunicación no puede revelar que el cliente había implícitamente prestado su consentimiento a la conservación de datos personales de su carta de identidad, si la casilla de la clausola de la autorización ha sido preseleccionada desde el encargado del tratamiento, antes de la suscripción del contrato. 

Esto ha sido establecido desde el Tribunal de Justicia Europeo con una sentencia en la causa C-61/19, que tiene como objeto la solicitud de pronuncia prejudicial propuesta al Tribunal, con arreglo al artículo 267 TFUE, desde el Tribunal Superior de Bucarest — Rumanía, con decisión del 14 novembre 2018, recibida en la Secretaría del Tribunal el 29 de enero de 2019 para una decisión prejudicial en el procedimiento entre Orange România SA y el Supervisor Rumano de Protección de Datos (ANSPDCP).

El caso se refería a la empresa de servicios de telefonía móvil Orange Romania, a la que la Autoritatea Națională de Supraveghere a Prelucrării Datelor cu Caracter Personal había impuesto el 28 de marzo de 2018 una sanción de 10.000 lei (correspondientes a unos 2.000 euros) por recoger y almacenar datos de clientes, sin su consentimiento explícito.

De hecho, en el caso que nos ocupa, el contrato de prestación de servicios de telecomunicaciones contenía una cláusula en la que se informaba a la persona interesada de que daba su consentimiento para la recogida y conservación de una copia de su documento de identidad, pero sólo a efectos de identificación, y esta fórmula no se consideró suficiente para demostrar que la persona daba válidamente su consentimiento también para la recogida y posterior conservación de los datos.

El Tribunal de la Unión Europea, que ha confirmado ahora la posición de la autoridad rumana dirigida por AncuÅ£a Gianina, ha dejado claro que el consentimiento para el tratamiento de los datos de los consumidores debe expresarse siempre mediante un acto positivo inequívoco como expresión de una voluntad libre, específica e informada, y no puede demostrarse aunque se haga creer erróneamente que, sin el consentimiento, no es posible celebrar el contrato.

Según lo dispuesto en el artículo 7 del GPDR, la obtención del consentimiento podría incluir la selección de una casilla apropiada en un sitio web, la elección de ajustes técnicos para los servicios de la sociedad de la información o cualquier otra declaración o cualquier otro comportamiento que indique claramente en este contexto que el interesado acepta el tratamiento propuesto. Por consiguiente, el silencio, la inactividad o la preselección de las casillas no deben constituir un consentimiento. Además, si se solicita el consentimiento del interesado por medios electrónicos, la solicitud debe ser clara, concisa y no debe interferir injustificadamente con el servicio para el que se da el consentimiento.

Lo mismo se aplica si la elección del cliente de rechazar la conservación de sus datos se ve afectada por la obligación de rellenar un formulario adicional para justificar su decisión.

FUENTE: FEDERPRIVACY

Recomendados para ti

Búsqueda avanzada