Home

Algunas empresas que nos han elegido

Privacy Officer y Privacy Consultant
Esquema CDP según ISO/IEC 17024:2012
European Privacy Auditor
Esquema de certificación ISDP©10003 según ISO/IEC 17065:2012
Auditor
Según la norma UNI 11697:2017
Lead Auditor ISO/IEC 27001:2022
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
Delegado de Protección de Datos
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
Anti-Bribery Lead Auditor Expert
Según la norma ISO/IEC 17024:2012
ICT Security Manager
Según la norma UNI 11506:2017
IT Service Management (ITSM)
Según la Fundación ITIL
Ethical Hacker (CEH)
Según EC-Council
Network Defender (CND)
Según EC-Council
Computer Hacking Forensics Investigator (CHFI)
Según EC-Council
Penetration Testing Professional (CPENT)
Según EC-Council

Cualificaciones profesionales

¡Manténgase al día de la actualidad mundial!

Seleccionar los temas que le interesan:

News

Inicio / News
/
Una respuesta informática excesiva: ¿Proctoring & Privacidad, un problema analógico?

Una respuesta informática excesiva: ¿Proctoring & Privacidad, un problema analógico?

Las exigencias de contenimiento de la epidemia Covid-19 han llevado a la aplicación, entre otras medidas, a un bloqueo temporario de las estructuras para la educación, desde las guarderías hasta las universidades. Desde una primera y momentánea suspensión de las actividades para permitir a los institutos escolares y universitarios de equiparse con los necesarios instrumentos informáticos se ha pasado a la práctica de la Didáctica a Distancia (DaD). 

La falta de la contemporánea presencia física de los profesores y de los estudiantes ha acentuado un problema desde hace siempre presente en los contextos del aprendizaje: el riesgo del uso de medios fraudulentos para ganar la nota positiva relativamente a las verificaciones, interrogaciones y exámenes. Especialmente, este tema ha sido considerado como críticas en las universidades, las cuales han sido entre las primeras en adoptar medios tecnológicos para contrastar este fenómeno. 

La práctica toma el nombre de “Proctoring” que en español se puede traducir como “Supervisión”. En caso tomado en examen los programas de Proctoring se utilizan para controlar a los estudiantes durante una interrogación o un examen escrito. El Proctoring se basa sobre una sinergia entre los sistemas de control de los input del ordenador del estudiante (como tastiera, micrófono y cursor), análisis del entorno en el cual se encuentra el mismo y sus movimiento, tanto del cuerpo como de los ojos. Estos datos son analizados desde un particular algoritmo que en caso de situaciones sospechosas avisa el profesor, dejando así al factor humano la decisión final. 

Pero el uso de esta tecnología ha provocado muchas críticas. En el Politécnico de Torino la adopción del sistema de Protectoring ha suscitado encendidas respuestas por parte de los estudiantes, que han respondido con una ocupación del edificio del Rector donde algunos estudiantes se han encadenado en las entradas. Respecto a las que son las protestas de los representantes de los estudiantes de diferentes universidades, desde el punto de privacidad, los sistemas de Proctoring tienen algunos problemas. 

En primer lugar, los productos más adquiridos son “Respondus” y “Proctorio”. Estas empresas se basan en los Estados Unidos, planteado así la cuestión de la transferencia de datos personales de los estudiantes, que podrían ser también de menor edad, en caso de uso de los sistemas de Proctoring por parte de las Instituciones de Instrucción Superior. 

En el sitio web de “Respondus” se menciona el privacy shield, no obstante la sentencia Schrems desde hace un año, la cual ha enterrado el acuerdo entre Unión Europea y Estados Unidos que se realizó cuatro años antes. “Proctorio”, de otra parte, afirma en su propio sitio de utilizar un data center cerca del instituto que utiliza los sistemas, pero, debido a la falta de transparencia, permanen algunas dudas sobre la localización de los centros de datos utilizado que de los flujos de datos personales. 

Tiene que ser subrayada también la invasividad de estos sistemas, que recogen una cantidad de datos personales y a veces particulares. Por ejemplo, en las proceduras previstas desde Proctorio hay también la verificación preliminar de la tarjeta de identidad. Por esto, como afirma desde la casa productora en el propio sitio web, el sistema intenta de minimizar los datos personales recogidos tanto en el número como el el tiempo, no hay precisas direcciones temporales para acertarse de la realidad de estas informaciones. 

Último argumento que tenemos que mencionar es el efecto psicológico que el uso estos instrumentos tiene en los estudiantes. 

Si consideramos una situación de vigilancia similar como puede ser las derivante desde la videovigilancia en el puesto de trabajo, otro tema fundamental y sobre el cual la Autoridad de Protección de Datos se ha expresado muchas veces, sobre un grupo demográfico más sensible a ser bajo el control de un algoritmo como puede ser los jóvenes estudiantes, ¡el resultado no puede que ser negativo!

En conclusión, necesitamos preguntarnos si es de verdad necesario este desplazamiento de medios tecnológicos y de un tratamiento de datos personales así significativo tanto en calidad que en cantidad por un problema que permanece desde siempre y a cual parecían ser suficientes algunas soluciones analogi cas, que ahora son más dificiles de aplicar, pero no imposibles. 

FUENTE: FEDERPRIVACY

Recomendados para ti

Búsqueda avanzada